viernes, 17 de octubre de 2008

Los tres palos.....

En el artículo titulado Un gran bonsái? les comentaba que, junto al ligustro protagonista del mismo, había recolectado tres árboles más. Bueno, esta es la historia de otro de los "rescatados".

Se trata de un triple tronco, producto de la fusión de tres árboles plantados juntos. El gran inconveniente de esta planta, es que sus raíces pivotantes, fusionadas, conformaban una gran masa de madera, muy difícil de trabajar.
Una vez en casa, lo planté en un cajón, utilizando solamente arena gruesa como sustrato. La idea era formar un buen cepellón de raíces finas, para luego poder rebajar la inmensa pivotante.
Como todo árbol de grandes dimensiones, los cortes, producto de reducir su altura, deberán ser trabajados como madera muerta. Los ligustros tienen madera muy dura, y permiten trabajos de éste tipo. Las flechas rojas marcan los puntos que deben tallarse.Un detalle de la interesante base, en donde podemos apreciar la fusión de los tres troncos.Comenzando a trabajar la madera. Si hacemos un hueco en el medio, es mucho más fácil el trabajo posterior de tallado.Siempre vienen bien un par de manos extra!! Walter colaboró en la tarea de preparar el árbol para ser trabajado.Un paso más adelante.Para poder diseñar, alambrar, tallar y modelar éste árbol, fue necesario defoliarlo previamente. Esta técnica puede realizarse de varias maneras. Con tijeras....O con los dedos. Si optamos por ésta última forma de trabajar, debemos ser extremadamente cuidadosos, ya que podemos dañar las yemas debajo de las hojas.Algunos detalles de la madera trabajada.
En esta foto podemos ver al árbol alambrado y con nuevas hojas. Aquí me puse a pensar en su diseño definitivo, y algo me molestaba mucho. El tronco de la izquierda es muy recto y no tiene el carácter de sus hermanos. Tomé la decisión de separar el mismo, y convertir al resto en un bonsái de doble tronco.
El trabajo de separar a estos tres hermanos y, lógicamente, rebajar las enormes pivotantes, fue realmente duro y laborioso. Walter me ayudó con la tarea, la cual nos llevó más de 2hs. No tengo fotos del proceso, ya que estábamos muy concentrados!!! Serrucho manual, serrucho eléctrico, gubias, formones, trunck splitter, pinza esférica, y mucha, mucha, mucha fuerza bruta, fueron necesarias para seccionar la pivotante. El árbol recto se qudó con Walter, que con muchas ilusiones se lo llevó a su casa.Yo planté al ligustro doble tronco en su nueva casa, lo alambré y modelé nuevamente. Si bien queda trabajar la madera, en el lado que ocupó el tronco perdido, nos podemos dar una buena idea del potencial de este material. El trabajo definitivo de madera quedará para más adelante, cuando el ligustro enraice correctamente y no sufra por el movimiento producido al ser tallado.
Una foto con el celular, para observar las proporciones de este ejemplar.
Algunos detalles interesantes de este pre-bonsái.
Shari natural......
Uro natural (oquedad).......
Detalle del dorso del bonsai, en donde se observa la fusión de estos dos troncos.Llegará a ser así en un futuro no muy lejano?


2do Modelado (noviembre 2008)

Este bulto debía ser trabajado. Además, el tronco principal no posee ningún atractivo especial. Vamos a creárselo!!!

Después de trabajar el tronco. Probablemente en el futuro, prolongue estos shari un poco más hacia abajo.
Detalle de la base, con algo más de trabajo.
Imagen actual.
Sus hojas son muy grandes, pero a medida que obtengamos más ramificación fina a base de pinzados y defoliados, reduciremos las mismas a 1/3 de su tamaño actual.


Actualización: Julio 2010

A base de pinzados continuos y un correcto cultivo, la copa se desarrolló de manera muy compacta, algo no muy fácil en esta especie.
Junto a mi hijo Nico, donde se pueden apreciar las dimensiones y proporciones de este arbolito.
Con reiterados defoliados, buena exposicion solar, y un manejo cuidadoso del abono, debería reducir todavía mucho más el tamaño de sus hojas.......

1 comentario:

Cristian A. dijo...

Martin; realmente has logrado una proeza al obtener de simples tres palos un hemroso bonsai . . Mas aun con un Ligustro, que a juicio de algunbos no tiene ninguna belleza especial mas que su crecimiento desordenado.