martes, 25 de mayo de 2010

El buxus complicado - 2da parte

Si no haz visto la primera parte de este artículo, puedes hacerlo haciendo click aquí.

El árbol se recuperó muy bien del primer modelado, y solo se había secado una pequeña y casi insignificante ramita. Como pueden ver, decidí quitar completamente el jin grande de la izquierda, ya que distraía demasiado y no aportaba mucho a este bonsái. Trabajé con una maquina eléctrica los cortes, tratando de disimular el "serrucho".

Para seguir con este proyecto debía revisar el estado de sus raíces. Como les contaba en el artículo anterior, este ejemplar fue recolectado por Paco, quien me lo regaló ya plantado en maceta de entrenamiento.

Es verdad, antes de modelarlo debería haber chequeado sus raíces, pero como creció vigorosamente, y la ansiedad de ver materializadas mis ideas fue muy fuerte.......
Una vez liberado de su maceta, este es el aspecto que presentaba mi árbol. Paco debió completar el sustrato de la maceta con un suelo poroso, pero no limpió totalmente las raíces en el momento de la recolección (quizás por precaución). Es por eso que se observan muchas raíces finas (sustrato poroso), mientras que en el interior vemos todavía la tierra original.
Lavé sus raíces completamente, cosa necesaria para proseguir con la formación de este futuro bonsái.
Del lado derecho hay una raíz gruesa que no fue seccionada completamente, y lamentablemente, todas las raíces finas crecen desde la punta de la misma (por eso la botella para nivelar el árbol). Tendré que esperar a que con el nuevo sustrato en contacto con todo el sistema radicular, nuevas raíces finas nazcan más cerca del tronco y así podré eliminar esta pivotante.Para poder mantener al árbol en su posición dentro de la maceta, debí colocar tacos de madera y mucho alambre.
Una vez realizados estos trabajos, así está hoy mi buxus.
Si bien este artículo acaba de "nacer", el trasplante de este árbol se realizó a finales de la primavera pasada.
Va tomando forma, no?
P.D. Gracias Paco por este regalo, que con el tiempo, seguramente se convertirá en uno de mis bonsái preferidos. Será que todo lo que nos lleva más trabajo, también se lleva una parte nuestra?

sábado, 5 de diciembre de 2009

La unión perfecta

Unir a dos grupos parece cosa imposible, por lo menos entre seres humanos! Las rivalidades, ciertas o inventadas, los EGOS y las pequeñas o grandes diferencias, hacen que las uniones sean, sino imposibles, muy frágiles. Por suerte no ocurre lo mismo con nuestros árboles!!!
En este artículo quiero mostrarles como la unión de dos grupos hace que el resultado sea más hermoso que la simple suma de ambos.
Este bosque, conformado por ficus benjamina natasha, lleva conmigo cerca de 10 años. No se trata de una gran obra ni de un trabajo "serio", sino el fruto de la impaciencia de mis primeros tiempos en este arte. Fue armado desde pequeños plantones adquiridos en un vivero, a los que solo se los planto juntos en una losa muy angosta. Hace años que no se trasplantaba, así que al llegar la pasada primavera decidí meterle manos. Pero también contaba con este otro grupo, que fue formado solamente un año después del otro. Como ninguno de los dos me llegaba a convencer por separado, pensé en unirlos y obtener a partir de estos un mejor resultado.Comencé cortando pequeñas porciones de sustrato entre las raíces.Y fui probando como quedaban juntos... Al primer grupo no lo separé, ya que me pareció interesante agrandar al mismo, y no crear algo totalmente nuevo.Creamos el muro de contención con arcilla y turba, y sujetamos firmemente los árboles a la losa.Walter, mi buen amigo y asistente, en plena tarea de introducir el nuevo sustrato entre las raíces.Lógico, con ayuda de un palillo.Arreglamos los bordes del muro de contención, para que no parezca una torta, sino una extensión del suelo.Este es la imagen final. Todavía tiene que madurar, pero el resultado de este trabajo me invita a recorrerlo con la imaginación.
Pienso en voz alta: No podemos ser un poco más parecidos a nuestros árboles, dejar nuestros egos de lado y conformar una gran hermandad de aficionados al bonsái? No sería bueno?

domingo, 27 de septiembre de 2009

La historia de mi granado!

Muchos seguidores del blog me han pedido un artículo con la historia de mi granado (punica granatum nana). Como no dispongo de fotografías del momento de su recolección, ni de los primeros trabajos realizados, no me animaba a hacerlo. Pero aunque no pueda mostrarles su formación completa, puedo llevarlos a una pequeña recorrida por la evolución del mismo!

Hace 6 o 7 años, aproximadamente, una alumna de mi escuela de bonsái me dijo que quería sacar una planta del frente de su casa, ya que la misma le tapaba la ventana. Me comentó que se trataba de un granado de jardín bastante grande, plantado hacía más de 18 años. No quise ilusionarme demasiado, ya que la mayoría de estos árboles suelen tener muchos troncos rectos y una amplia copa que deberemos descartar. Junto a Mario Aguilar, quien fuera mi alumno y buen amigo, me fui en busca de la planta.

Al bajar del auto, vimos un granado de mas de 2 metros de altura, y debido al espeso follaje, no se veía la cantidad de troncos. Cual fue nuestra sorpresa al ver que se trataba de un único tronco, y lo mejor, con algo de movimiento!!!

Serrucho, pala, tijeras, trabajo, más trabajo y mucha fuerza fue lo que necesitamos para "levantar" esta planta. Quitamos todo lo que seguramente no nos sería útil en el futuro y lo metimos en el auto.

Una vez en casa, tranquilo y sin apuros, decidí cual sería la línea del árbol. Solamente dejé el tronco original y una de sus ramas gruesas como nuevo ápice. Lo planté en un cajón con sustrato grueso y lo deje recuperarse dentro del invernadero.

En esta fotografía les señalo donde corté, años atrás, el tronco original.Y desde donde comencé a formar un nuevo ápice.Los primeros brotes se dejaron crecer libremente, para así permitir una rápida recuperación radicular. Un año después eliminé todas las ramas, y comenzó el proceso de seleccionar brotes y alambrar. La madera del granado es rígida y quebradiza, lo que nos obliga a alambrar mientras los brotes son aun tiernos.

Hace unos 4 años, Paco, quien venía de tanto en tanto a mi casa para trabajar y así seguir aprendiendo, me ayudó a alambrar todas sus ramas, poniendo algo de orden a este futuro bonsái.
Finalizado el alambrado, modelado y poda, este es el resultado que obtuvimos.En la posición de plantado en que se lo ve en la fotografía anterior, el granado parecía caerse. Así que aproveche el momento de su primer trasplante a maceta de bonsái para corregir este defecto. Esta foto fue tomada a finales del invierno del año 2005.
Su primera brotación en maceta de bonsái (2005). Es mucho el tiempo que me lleva pinzarlo meticulosamente, seleccionando los mejores brotes y los correctamente posicionados.
Durante el verano del 2006 mi granado presentaba este aspecto.En el 2007 le cambié la maceta por una mas pequeña, preparándolo para exponerlo en el VIII encuentro de la Federación Latinoamericana y Caribeña de Bonsái - Felab Argentina 2008.
Este invierno, el del 2009, le saqué una nueva foto a mi bonsái, en donde se aprecia como va mejorando su ramificación fina.
Un mes después comienza la brotación. Siempre es motivo de alegría, para mi, presenciar el despertar mis bonsái caducifolios!
Tips: Muchas veces, un tornillo colocado discretamente en la madera seca, es el mejor punto de anclaje para los tensores.
El shari en la primera porción del tronco. Todavía falta trabajo de detalle.
La corteza de los viejos granados suele desprenderse en placas, dejando por algún tiempo esta diferencia de textura y color en el tronco.Tanto la flor, como el fruto, son un importante punto focal en los granados.
Un detalle de los brotes. Este es el único granado de mi colección, y no llegué a descubrir porque, algunos años, sus primeras hojas salen "enruladas", como te lo señalo en la fotografía. No he visto insecto alguno, ni descubrí todavía cual es mi falla en el cultivo. Si sabes que puede ser, te ruego me lo digas!
Mi granado, y yo mismo, orgullosos del camino que hemos recorrido juntos!

P.D. Quiero dedicar este artículo a Mario Aguilar, amigazo que falleció hace algunos años atrás. Mario fue primero mi alumno, pero luego mi amigo. Con él no solo recolectamos este árbol, sino muchos más. Seguro que, desde el lugar en el que ahora te encontrás, estarás sonriendo al ver este granadito!

jueves, 10 de septiembre de 2009

Un Ligustro sin carácter. 2da parte

Hace un año y medio, aproximadamente, publiqué en el blog un artículo titulado Un Ligustro sin carácter (haz click aquí para verlo). Hoy solo quiero mostrarles como sigue este sencillo proyecto.
Ya en maceta de bonsái, este es el aspecto de mi ligustro el día de hoy. Vamos a poner algo de orden en su copa!
Quitamos todas sus hojas, cortándolas por el peciolo. Una vez defoliado.Alambrado y modelado.Si pienso en como era esta planta hace menos de 2 años, puedo decir que este arbolito va tomando un poco de color....

El grupo de los "patitos feos"

Muchas veces, entre los árboles de nuestra colección, tenemos a los "patitos feos", plantas que por una u otra razón no llegan a convencernos. Algunos tienen defectos incorregibles, otros no tienen carácter, y quizás alguno haya sido víctima de un accidente.
Estos 3 acer palmatum pertenecía a este grupo de olvidados.
Este acer fue un generoso obsequio de Wu, uno de los maestros más grandes de bonsái que tenemos en nuestro país. Se trataba de un bonsái "casi" terminado, al que había que mejorarle el nebari y ordenar la ramificación. Lamentablemente, durante un viaje, el encargado del riego de mis bonsái se olvidó de este. Y eso que no es un árbol pequeño!! Pero lo pasado pisado, y por desgracia no pude recuperarlo. Toda una sección del tronco se secó, convirtiéndolo en un "patito feo".
En esta foto no se aprecia la parte seca, que recorre toda la parte trasera. Antes de la poda....Después de la poda. Se convertirá en el primer árbol de mi grupo, el principal.Este otro acer fue adquirido hace 5 años en un vivero forestal. Estaba plantado en una vieja lata oxidada, y realmente se trataba de un árbol prácticamente abandonado. Lógicamente no tenía esta altura, ya que por lo menos medía 1,5m en ese entonces. Poda de formación, trabajo en las raíces, cultivo y cuidados correctos me arrojaron este resultado. No se trata de un bonsái, sino de un pre-bonsái. También este acer tiene una gran cicatriz en toda su parte trasera. Antes de la poda...Después de la poda. La rama marcada con una flecha, durante el armado del grupo, tuvo que podarse. Este será el segundo árbol de mi grupo, el acompañante. El tercer árbol fue un obsequio de un viejo amigo, Carlitos "hueso", del cual hace años no tengo noticias. Con él tenía pensado hacer un bunjin, pero la idea no me convencía del todo. Antes de la poda...
Después de la poda. Este será el tercer y último árbol de mi grupo, el de profundidad.Una vez armado, este es el aspecto de mi nuevo bonsái.
Creo que ninguno de los tres árboles, por separado, hubiera hecho un buen bonsái. Pero juntos en una misma maceta, la cosa ha cambiado. Ahora que veo la foto, la maceta me parece algo pequeña, así que seguramente la cambiaré por otra el invierno que viene.
La imagen recrea una pequeña parte de un viejo bosque, el cual nos invita a adentrarnos en él....

domingo, 6 de septiembre de 2009

Acortar una cascada?

Esta cascadita, de juníperus procumbens nana, fue formada a partir de material de vivero hace 6 o 7 años atrás. Año 2006.En el año 2007, después de un cambio de maceta (algo grande)
Aspecto del bonsái en el año 2008. Nótese que se ha alambrado al jin inferior para mejorar un poco su movimiento.Así se encontraba este juniperus antes de su actual reforma. Sin pinzado, un bonsái puede convertirse en una arbusto común y corriente en muy poco tiempo!!!
Pinzando, lógicamente, con tijeras....

(si no sabes como realizar esta técnica, puedes verla haciendo click aquí)Una fotografía mientras trabajo mi árbol.
Una vez pinzado, este era su aspecto.Ahora el dilema. Corto o no la ultima nube de follaje, convirtiendo a esta cascada en un semi-cascada? Que harías si fuera tu árbol? Me gustaría que lo pienses, observando detenidamente la fotografía anterior y ésta, y luego veas la imagen final!Esta fue mi decisión!

video

No solo quité la nube de follaje inferior, sino que removí completamente en viejo jin. El nuevo, más acorde el movimiento del árbol, fue creado con la rama que sostenía la nube de follaje eliminada.
El año que viene tendré que plantarlo en una maceta acorde al nuevo diseño.